Son depósitos de ahorro captados a término fijo que tienen una fecha cierta de pago, cuya titularidad puede ser individual o colectiva, que se respaldan con un documento idóneo denominado Certificado de Depósito de Ahorro a Término – CDAT, de fácil acceso y mínimos requisitos para su constitución, Seguridad en el manejo de la inversión y con respaldo inmediato para créditos.